La masturbación y sus cosas buenas y malas

En estos nuevos tiempos muchas realidades han cambiado, como el hecho de que no solo los hombres son los practicantes de la autoestimulación, sino que también, el género femenino, ejecuta con frecuencia, la masturbación como una necesidad.

Es una necesidad que pasa por el ser humano cuando desea sentir placer o relajación, por lo que éste es uno de los efectos de la masturbación, logrando la estimulación y brindando mayor estabilidad emocional en el momento deseado.

Las ventajas de la masturbación son simples, conseguir placer y relajación, además de la liberación de tensión que puede surgir por tal efecto, por lo que es necesario en hombres y mujeres conocer el comportamiento y el beneficio de la masturbación.

La autoestimulación en hombres

Los beneficios de la masturbación se presentan cuando el hombre se estimula y consigue una verdadera estabilidad en sus emociones, por lo que figura e impacta directamente en su salud y reduce el estrés de forma eficaz.

Lo recomendable es realizar el placer solitario cuando el cuerpo pide esta acción, ya que, de lo contrario, el hecho de realizar la estimulación con frecuencia puede generar efectos contrarios, los cuales, no contribuyen en la salud, sino que la deterioran.

De hecho, estudios basados en el auto placer han determinado que, al ejercer mucho este ejercicio, puede ejercer daños y dolores corporales, mayormente desplegados en la región de las piernas e ingle, como también, fallos que se presentan en la memoria.

Es necesario que los hombres sepan darse placer en el momento indicado, para que no se formen estos dolores y errores en el organismo, de manera que puedan mantenerse en forma y estar siempre en buena condición.

La masturbación tiene sus cosas buenas y malas, como todo

La masturbación en mujeres

Los tiempos han cambiado, por lo que la autoestimulación en las mujeres cada día aparece con mayor frecuencia, encontrando una manera de conocer su cuerpo y despertar su deseo sexual de forma directa, para mantenerse en buena disposición.

Muchas mujeres logran estimularse de forma indirecta, sin necesidad de recurrir a penetración con juguetes sexuales, puesto que, con el solo roce de sus manos en sus genitales, comienzan a sentir placer y relajación cuando lo ameritan.

Es necesario practicar con frecuencia la estimulación femenina, pero impedir que ésta remplace la actividad sexual, mucho menos con tu pareja; para que así, se presente mejores formas de que la mujer se prepare y tenga placer en el sexo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *